viernes, 12 de octubre de 2007

Elsa & Fred

Elsa & Fred
(Elsa & Fred. Argentina, 2005)

Nunca es tarde para atreverse a abrir el corazón

Hoy, fiesta nacional en España y día de la Hispanidad, me he decidido por elegir para conmemorar esta fecha una película que es un ejemplo de colaboración entre los dos lados del “charco”, con el fin de resaltar lo que nos une a través de una romántica historia de amor, la misma semana en cuyo comienzo, recibí una noticia de la que me alegro enormemente.

Descubrí Elsa & Fred a comienzos de 2006 en la Filmoteca de la Casa de Cultura de Torrelavega en compañía de mi amigo Fernando. Quedé tan encantado con ella (junto a Brokeback Mountain y Napola, el mejor estreno al que asistí en el cine el pasado año) que al cabo de un tiempo la volví a ver en casa, esta vez con mi abuela Tomasa.

Esta coproducción hispano argentina que junta a dos actores extraordinarios como el español Manuel Alexandre y la uruguaya China Zorrilla, es una mirada tierna, pero apartada de los estereotipos, al mundo de la denominada tercera edad. Alexandre da vida a Alfredo, un anciano de 80 años que acaba de perder a su esposa y se muda a un piso más apropiado para vivir solo. Ni siquiera su amigo Gabriel (Carlos Álvarez Nóvoa) logra despertar en él ya la ilusión por la vida, la cual sigue siendo para Alfredo un puro ejercicio rutinario. Su hija y su yerno tampoco logran animarle, y estos además tratan de que les ayude a montar un nuevo negocio. Pero en el nuevo piso su vida se cruza con un auténtico torbellino de 82 años, Elsa (China Zorrila). Y ya he contado bastante.

Manuel Alexandre ha sido un carismático actor de reparto presente en más de 200 películas de los últimos 60 años. Recibió un Goya de Honor en 2003, siendo el momento de recogerlo el más emotivo de aquella gala. Tres años más tarde, en 2006, estuvo nominado a Mejor Actor por su trabajo en esta cinta. Títulos como Bienvenido Mister Marshall (1952), Atraco a las tres (1962) o El Verdugo (1963) y series como La Regenta (1995), son sólo algunos ejemplos de obras que se han beneficiado de su interpretación. China Zorrilla (galardonada con el Cóndor de Plata por este papel) desarrolló la primera etapa de su carrera en el teatro y fue a partir de 1971 cuando empezó a trabajar en el cine y la televisión, habiendo recibido numerosos premios a su labor, como por Darse Cuenta (1984) o Conversaciones con Mamá (2004).

Elsa y Fred se beneficia además de otras actuaciones como de la recientemente galardonada en el Festival de Cine de San Sebastián, Blanca Portillo, José Ángel Egido (Los Lunes al Sol, 2002), Roberto Carnaghi o Federico Lupi.

La historia está llena de buenos diálogos e influenciada por la admiración que su director (Marcos Carnevale) sintió en su juventud por La Dolce Vita de Fellini (Elsa ha soñado toda su vida con la escena de la Fontana de Trevi) lo cual conduce a bellas escenas para el recuerdo. El guión está bien construido, sorprende con ciertos quiebros y no decae el interés para el espectador a lo largo de su metraje, quien no podrá evitar sonreir en diversas ocasiones o derramar alguna que otra lágrima en otras.

El cine y la televisión, y de ello se quejan algunos artistas españoles, rara vez suele apostar por intérpretes de la edad de Alexandre o Zorrilla sino es para encarnar discretos papeles secundarios. Por eso esta cinta resulta doblemente interesante, por lo que cuenta y por quienes lo hacen, pues ambos contribuyen a hacer realidad las palabras de Picaso que sirven de lema a la película “Lleva tiempo llegar a ser joven”.

2 comentarios:

La terremoto dijo...

Hace tiempo que visito este blog, q será web en breve, seguramente porque su autor ha sido amigo y compañero de viaje (profesional pero sin pago) durante los últimos 10 años. No voy a dedicarme a exaltar sus cualidades, porque este tiempo "de unión" dicen bastante, así que me limitaré a pedirle la película como ya sabemos que puede hacer cualquier visitante de este espacio.
Ya aprovecho para enviarle un beso a mi jefe y Presidente, pq para eso sólo hace falta q lo sientas.

hoteles en gesell dijo...

excelente pelicula, muy tierna, el dia que la vi llegue a llorar
un saludo y muy buen blog