sábado, 14 de febrero de 2009

Being Human (Serie de la BBC, 2009)


Being Human

(Being Human. GB. Miniserie de TV, 2009)


-Autor: José Luis Urraca Casal-


Debatiéndose entre Jekyll y Hyde

La BBC Three realiza con Being Human una nueva y “original” apuesta por el género fantástico de lo sobrenatural, presentándonos a un trío formado por un vampiro, un hombre lobo y una fantasma, todos ellos veinteañeros, enfrentándose a su monstruosa condición en un intento continuado por tratar de ser normales seres humanos. La dualidad de su personalidad los convierte en una especie de Jekyll y Hyde dentro de una historia aderezada con un tono eminentemente simpático. La miniserie consta de seis episodios, y se desarrolla en Bristol, principalmente en torno al hogar que comparten las tres criaturas, habiendo obtenido unos altos índices de audiencia en el Reino Unido. [Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
.
Se ha escrito mucho sobre la especial relación existente entre el surgimiento de todo un género de cine fantástico en torno a lo vampírico y otras criaturas sobrenaturales como el Hombre Lobo, Frankenstein, la Momia… realizado principalmente por los Estudios Universal en Estados Unidos durante la década de los años 30 y la Gran Depresión surgida a raíz del Crack del 29. “Para el gran publico norteamericano, Drácula, mas aún que el resto de los monstruos del cine, condensaba en su persona todo el odio y la angustia provocada por la crisis económica de 1929 que arruinó a millones de personas. Era la representación emblemática del extranjero odiado a quien se responsabilizaba de todos los males de la sociedad. El acento húngaro de Bela Lugosi, su palidez y su sonrisa malsana contribuyeron a reforzar esta identificación” esgrime en este sentido por ejemplo Jean Marigny en El despertar de los vampiros, 2008.

Y en los actuales tiempos, con guerras como las de Irak o Afganistán, la amenaza integrista que ha conducido a los atentados terroristas de Nueva York, Madrid o Londres y la mayor crisis económica desde la originada en 1929, ese género de lo sobrenatural experimenta una eclosión de grandes dimensiones tanto en cine como en televisión, de la mano de las nuevas e infinitas posibilidades que brinda la tecnología digital. ¿Pero cabe colegir que existe una relación directa? Lo que sí es cierto es que aunque la condición del ser sobrenatural sigue suscitando el temor de antaño y su semblante sea el de la amenaza, una parte ha cobrado rostro humano (con excepciones) y no sólo en lo que se refiere al aspecto exterior, sino en los sentimientos que experimenta hacia la raza humana, conquistando incluso su corazón, como ha hecho con el de decenas de miles de jovencitas a lo largo y ancho del planeta, tanto en la literatura como en el cine, el joven vampiro Edward en Crepúsculo.

Being Human: Una nueva vuelta de tuerca al género
.
Si bien, antes de él ya lo habían conseguido en diferente medida en los primeros años de este siglo muchos otros personajes en lo referente a la pequeña pantalla, baste una mirada en la televisión a los más recientes Henry Fitzroy (Blood Ties), Mick St. John (Moonlight) o Bill Compton (True Blood). Ahora la BBC recoge la estela de este nuevo furor mediático, y al igual que en Crepúsculo (y como ya hiciera Underworld en 2003) aúna vampiros y hombres lobo en la misma historia, presentando una miniserie de seis episodios que supone una nueva vuelta de tuerca al género, poniendo énfasis los protagonistas en su deseo no sólo de mantener oculta su condición sobrenatural, sino de que prevalezca y se conserve su lado humano, renunciando a la bestia que albergan en su interior, tratando así de lograr una vida normal como cualquier otro hijo de vecino.

Y de vecinos precisamente trata la trama, de unos veinteañeros hombre lobo y vampiro que deciden vivir juntos tratando mutuamente de ayudarse a ser normales y que se topan en su nueva morada alquilada con algo más que el mobiliario, ni más ni menos que una joven recientemente fallecida convertida en una fantasma que vaga entre sus paredes. Los tres habrán de convivir juntos intentando contener sus instintos más primarios en su nueva existencia. En el caso de Mitchel (Aidan Turner), se trata de un joven y seductor vampiro que a diferencia de sus congéneres, reprime su sed de sangre humana, fundamentalmente de las jovencitas con las que mantiene relaciones. Es quien lleva más tiempo coexistiendo con su actual estado, habiendo sido convertido en vampiro en los campos de batalla de la I Guerra Mundial.
.
George (Russel Tovey) convive más recientemente, desde hace apenas dos años, con su condición de hombre lobo adquirida durante una estancia en Escocia y que le ha llevado a alejarse de quien era su novia. Tanto Mitchel como George son amigos y trabajan en un hospital de la ciudad, el primero como empleado de la limpieza y el segundo como celador. Ambos deciden alquilar una casa, en la que conocerán al fantasma que la habita, Annie, quien se refugia en el que hasta hace muy poco tiempo era el hogar donde vivía en pareja su feliz existencia.

Estas criaturas, especie de Jekyl y Hyde, se debaten entre su condición presente y pasada, originando todo tipo de situaciones que van desde lo más cómico hasta lo más dramático. Así Mitchel lleva todo aparentemente más controlado, aunque la pasión de la carne en ocasiones le precipitará a un abismo de controvertidas decisiones. Un año antes de su actual emisión, en febrero de 2008, vio la luz un capítulo piloto de Being Human, en el que puede advertirse como el personaje de Mitchel tenía matices mucho más oscuros y bohemios, que ahora con el cambio de intérprete que ha experimentado se han perdido en favor un tono más afable. George, es sin duda el personaje mejor caracterizado, transmitiendo el actor Russel Tovey (The history boys, Little Dorrit) con su particular histrionismo la obsesión que se apodera de él cada vez que la luna brilla en todo su esplendor por la noche. El guión, lo mismo que ocurriera en su día con Un hombre lobo americano en Londres (1981), explota en numerosas escenas, al amanecer siguiente a la noche en que tiene lugar la transformación, la desnudez de George, a quien veremos en divertidas correrías por el bosque y las calles de Bristol.
.
Annie (Leonora Crichlow), el personaje femenino de este peculiar trío, aporta el lado más sensible y dulce de la serie, no comprendiendo por qué tras su fallecimiento todavía permanece en este mundo, y sin atreverse a salir de las paredes de la que ha sido su casa. Invisible a las personas, incluido su novio Owen, que continúa siendo el casero y el amor de su vida, aunque él no pueda verla ni saber de su actual existencia. Encuentra en Mitchel y George, inhumanos como ella, la compañía que tanto extraña.

La serie incluye otros personajes como un cínico oficial de policía Herrick (Jason Watkins), cabecilla de los vampiros de Bristol que preparan la llegada de su hora de revelarse y dominar a los humanos; su servil ayudante Seth (Dylan Brown) ; Owen (Greg Chillin), el gran amor de Annie que como propietario de la vivienda continúa haciendo de casero ante sus nuevos inquilinos y Lauren (Annabel Scholey), compañera de trabajo de Mitchel y George en el hospital.
.
A pesar de que los vampiros que aquí se nos presentan caminan a la luz del día, no hay nada nuevo bajo el sol, y resulta difícil ofrecer algo que se distinga de la cada vez mayor oferta del género fantástico. Sin embargo Being Human sin ser brillante, resulta interesante y aporta una singular visión sobretodo en lo referente al enfrentamiento interior y la convivencia que experimentan sus personajes.

José Luis Urraca Casal
Para Un Mundo de Cine

Ver también en Un Mundo de Cine:

· Blood Ties
· True Blood
· Whitechapel
· Demons

A continuación puede verse un trailer de la serie:

Te invitamos a aportar tu opinión dejando un comentario

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.

11 comentarios:

Jack dijo...

Siento no poder aportar nada a estas entradas porque no conozco esas series. Pero, eso si, me encanta leeros porque sois un pozo de conocimiento del medio visual y además lo tratais de modo que yo me puedo enterar.

Cubano305 dijo...

Hola, e comenzado a ver esta serie y queria saber si la q hace por Annie en el capitulo piloto es la misma q sale en los demas capitulos, ya q tiene el pelo mas largo. Gracias

José Luis dijo...

No, la primera es Andrea Riseborough, protagonista de la miniserie británica The Devil's Whore. Sólo sale en el capítulo piloto. Y la segunda es Lenora Crichlow, actriz de color que ha protagonizado una temporada de la serie Sugar Rush. Es la que hace el papel el resto de la serie.

Anónimo dijo...

Ahora mismo acabo de terminar la 1ª temporada y he llegado aqui buscando info sobre una segunda.

Respecto a la serie.... es muy muy buena, ya no por los efectos especiales que no merecen desperdicio, si no por la historia y la profundidad de los personajes.
Lo dicho, recomendada.

Un saludo , Norte

José Luis dijo...

Es verdad, la serie se detiene mucho en los propios personajes y la vivencia personal de sus conflictos. Las cadenas británicas en lo referente a dotar de realismos a sus productos de ciencia ficción o sobrenaturales son todas unas expertas.

Anónimo dijo...

Me gustaría saber cuando empiezan a emitir la 2ª temporada.Gracias.

José Luis dijo...

Todavía no puedo decirte cuando volverá a emitirse, ten en cuenta que ésta no empezó en otoño, sino a finales de enero. Lo que sí es seguro ya es que la BBC ha confirmado el rodaje de la segunda temporada.

José Luis dijo...

Eso sí, los nuevos episodios prometen, según sus creadores, ser más oscuros en su temática.

Anónimo dijo...

Por favor, que ya saquen la nueva temporada, estoy enamorada de la serie!!!

José Luis dijo...

Podremos ver pronto Being Human en Cuatro, pues ha comprado la serie. Es una buena noticia.

José Luis dijo...

La BBC ya ha comenzado a emitir la segunda temporada de Being Human.