domingo, 10 de mayo de 2009

Forever strong (Película: Por siempre fuerte, 2008)


Por siempre fuerte

(Forever Strong. USA, 2008)


-Autor: José Luis Urraca Casal*-


Ser fuerte dentro y fuera del campo de rugby

[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo] Con el reclamo de dos estrellas juveniles como Sean Faris (Rompiendo las reglas) y Penn Badgley (Gossip Girl) se nos presenta este drama adolescente que tiene al rugby y las enseñanzas de un entrenador legendario en la historia reciente de los Estados Unidos, Larry Gelwix y su equipo Highland, como núcleo central de una historia en la que el deporte se convierte en vehículo formativo capaz de forjar el carácter de sus jóvenes jugadores dentro y fuera del terreno de juego. Conforman el reparto Gary Cole, Sean Astin y Neal McDonough.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Forever strong nos presenta al clásico chico rebelde (Sean Faris) con una vida conflictiva, que vive la vida de la misma forma que juega al rugby en el equipo dirigido por su padre: rápido, intensamente y golpeando siempre duro. Una noche de fiesta tras la celebración de un partido y debido a la ingesta de alcohol sufre junto a su novia un accidente de automóvil. No es la primera vez que tiene un accidente de este tipo y la justicia lo envía a una prisión por considerar que es un peligro para sí mismo y para la sociedad…

Película con mensaje basada en hechos reales

El cine ha ensalzado los valores que entraña el deporte en numerosas ocasiones y lo ha hecho desde diversos ángulos y perspectivas, tal y como referíamos en nuestro artículo dedicado a Equipo Marshall (We are Marshall, 2006), película protagonizada por Matthew McConaughey, que también se basaba en hechos reales. Normalmente se ha tendido cuando se ha tratado de películas juveniles, a mostrar el esfuerzo de superación y el espíritu de equipo, como forma de hacer frente a los problemas personales de los protagonistas. Forever strong pertenece a ese tipo de Films que como Facing the giants, en los últimos años responden a una filosofía de vida aplicada al deporte.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
El espectador ha de tener presentes dos cuestiones importantes antes de ver esta película basada en un deporte como el rugby, la primera de ellas, es que está basada en hechos reales, concretamente en un equipo de Salt Lake City, y la segunda, que está apoyada por la industria cinematográfica mormona del estado norteamericano de Utah. Se trata pues de una película con mensaje, el cual prima sobre otros aspectos cinematográficos de Forever strong.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
El film toma una experiencia real, como la del joven que interpreta Sean Faris y lleva a la pantalla a toda una institución deportiva norteamericana como es el Highand Rugby, equipo creado por Larry Gelwix (Gary Cole) en 1976, lo que le sirve como vehículo para transmitir el espíritu y la filosofía de juego de este entrenador, que tal y como se refiere en los títulos de crédito finales, cuenta en su haber con la increíble y nada desdeñable cifra de 376 victorias y tan solo 9 derrotas a sus espaldas, además de 17 campeonatos nacionales de Estados Unidos desde su inicio en 1986 . Lo que vemos en pantalla se corresponde por tanto con experiencias vividas por Gelwix en sus 33 años de entrenador que se han plasmado en la película gracias a su asesoramiento.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
La historia, aunque se le eche en falta la necesaria emoción lograda en otros films deportivos y a pesar de un guión no precisamente brillante (obra de David Pliler), está suficientemente bien desarrollada en cuanto a lo que trata de reflejar, el modo en que el estilo de un entrenador cambia la vida de un joven a través del deporte y con la ayuda de su equipo, superando así un modo de vida que responde a las exigencias y ambiciones frustradas de su padre. En este sentido el film posee buenas intenciones y preserva su integridad, mostrando unos valores que podrían resultar ficticios en una película sobre un deporte de fuerza física como el rugby, si no fuera porque se basa en los hechos reales que hemos referido.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
La disyuntiva de jugar para ganar sin importar el cómo o el por qué o la de entender el deporte como una forma de ser, de educar y de formar personas dentro y fuera del campo.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
La dirección de Ryan Little, un director cuyo único título destacable hasta ahora fue el premiado largometraje bélico Saint and soldiers (2003) logra sacar partido a sus actores a pesar de un guión falto de gancho y la fotografía de T. C. Christensen aporta cierta vistosidad a este film norteamericano de bajo presupuesto.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Un reparto capitaneado por Sean Faris y Gary Cole
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
La película permite ver lucirse a Sean Faris (de quien el pasado año tratábamos Rompiendo las reglas, 2008) luciendo ropa deportiva en el papel de Rick Penning y una vez más explotando ese look y esa sonrisa tan similar a Tom Cruise en sus años de Risky Business. Su papel, de nuevo como protagonista principal de un largometraje, es el verdadero protagonista de la historia, con una actuación meritoria de joven testarudo, prepotente e insolidario.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
Aunque quien más destaque con su interpretación sea un actor secundario, aquí con un importante papel, como Gary Cole, quien aporta el carácter paternal de manera totalmente convincente en su rol del legendario entrenador Larry Gelwix. Diestro en las escenas en que mantiene conversaciones con sus jugadores, especialmente con el rebelde Rick.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
Sean Astin (Sam en la trilogía de El señor de los Anillos) quien ya protagonizara Rudy, reto a la gloria, y recientemente otro drama deportivo como The final Season (2007) aparece aquí en un papel que podría haber sido mejor aprovechado como Marcus, el consejero de Rick en la prisión, quien da muestras de solvencia dramática en las escenas de su guión.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
En el resto del reparto podremos ver a Penn Badgley, aunque si bien, aquí en un papel muy diferente del adorable Dan Humphrey de la serie Gossip Girl al que tiene acostumbrado a sus seguidoras y bastante poco agraciado.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Completamente desaprovechada y reducida a un papel meramente contemplativo de los partidos de rugby desde la grada, con escasa incidencia en la historia, está la actriz Arielle Kebbel, una joven de 24 años que ha tenido pequeños papeles en series como Las Chicas Gilmore o Grounded for life.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
El actor Neal McDonough, secundario que hemos podido ver en films como The Guardian o Banderas de nuestros padres, y más reciente en la última temporada de Mujeres desesperadas, desempeña quizá demasiado silencioso pero aun así solvente el papel del poco comunicativo y a la vez exigente padre de Rick, el entrenador Richard Penning. Nathan West es Quentin, quien ha protagonizado junto a Kirsten Dunst Bring it on, Skulls 2, y como jugador de hockey que ha sido, junto a Kurt Russell el film Miracle. El resto del reparto incluye a actores como Julie Warner, Michael Pagan o Max Kasch.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Larry Gelwix, algo más que un entrenador
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
El guión se ve notablemente influido de la filosofía de juego y de vida que ha desarrollado Larry Gelwix con los jóvenes que ha entrenado durante 33 años en el Higland High School de Salt Lake City. Este profesor que pasó a crear una agencia de viajes y dedicar su tiempo libre a entrenar un equipo de rugby y sus distintas categorías, de formación mormona, como señalábamos anteriormente posee un currículum sin parangón.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Junto a los otros entrenadores del Highland, no cobra sueldo alguno por su labor de acuerdo a una filosofía que se ve reflejada en el film, pues para él “no se trata de rugby” sino que cree seriamente que “se trata de hacer crecer a jóvenes con los pies en el suelo confiando en apartarles de mucha de la basura de la vida”. La labor de formar equipo para él resulta fundamental pues “Es infinitamente más fácil obtener equipos ganadores que jóvenes ganadores”.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
A sus jugadores les está prohibido consumir alcohol o tomar drogas. Además que dentro del comportamiento exigido, la mentira o la falsedad son motivos de suspensión dentro del equipo. Como señalan sus jugadores en la película y el propio Rick (Sean Faris) acaba espetando a sus antiguos compañeros, “No hagas nada que te avergüence a ti, a tu familia o a tu equipo” pues Gelwix considera fundamentales el honor y la integridad dentro de la formación de jóvenes responsables que no sólo han de ser fuertes en el campo sino el resto de sus vidas.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
Somete a sus jugadores a duros entrenamientos, tras los cuales mantiene con ellos charlas sobre valores humanos, pues explica que “Ellos escuchan mejor si están cansados”. Gelwix que además de entrenador parece convertirse en una especie de mentor para sus chicos, también come habitualmente con ellos y charla sobre cuestiones de sus vidas.
[Este artículo es una creación original y está protegido por derechos de autor]
En alguna ocasión todos hemos podido ver como la televisión nos ha mostrado a la Selección Nacional de Rugby de Nueva Zelanda y el peculiar ritual que realizan antes de los partidos mediante la danza Haka, símbolo cultural e intimidatorio del adversario. El primer entrenador de rugby que tuvo Larry Gelwich era de Nueva Zelanda y de ahí incorporó este ritual a las grandes ocasiones, los grandes partidos que juega su equipo.

Autor: José Luis Urraca Casal. Para www.unmundodecine.com

Otros enlaces relacionados en Un Mundo de Cine:

· Blue Mountain State (Serie de TV, 2010) · Rugby
· Equipo Marshall (2006) · Rugby
· Rompiendo las reglas (2008) · Sean Faris
· Forja de campeón (1986) · Hockey
· Sigue ahora Un Mundo de Cine a través de Facebook, twitter o por mail

A continuación puede verse el trailer de Forever strong:

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.