jueves, 15 de octubre de 2009

Glee (Serie de la Fox, 2009)


Glee

(Glee. USA. Serie de TV, 2009)


-Autor: José Luis Urraca Casal-


Sin duda, la mejor serie de la temporada

[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo] El creador Ryan Murphy ha pensado que en los tiempos que corren de crisis económica, con suficientes preocupaciones rondando la cabeza de los espectadores, era hora de brindarles un espectáculo capaz de hacernos disfrutar de una agradable serie musical y evadirnos a la vez que entusiasmarnos, a la usanza de la época dorada de Hollywood. Y lo ha conseguido gracias a una refrescante serie en torno al coro de un instituto de educación secundaria que reúne humor, drama y ternura con un positivo mensaje hacia la vida y los sueños de la misma. Su nombre es Glee y está protagonizada tanto por actores jóvenes como adultos que responden a los estereotipos propios de las películas de instituto. Todo un merecido éxito de audiencia en Estados Unidos y prueba de talento del que hoy nos hacemos eco en Un Mundo de Cine, pues no tardará en llegar a la televisión de los países iberoamericanos.
.
En los tiempos de la Gran Depresión, durante la década de los Años 30, el género musical cobró alas, gracias a la irrupción del cine sonoro, por su facilidad para hacer disfrutar al público y hacerle olvidar o sobrellevar sus problemas cotidianos. Ginger Rogers y Fred Astaire formaron en aquellos tiempos la pareja por excelencia de un género del que sólo en el año 1930 se produjeron más de 70 películas. De nuevo corren tiempos de crisis económica, y vemos que son acompañados además de por un revival del cine apocalíptico con numerosos títulos en ciernes, como en la década de los 70, por el éxito de diversas películas que giran en torno al musical.

Los fenómenos en esta época también tienen nombre y apellidos, High School Musical y Zac Efron, Hannah Montana y Miley Cirus o Camp Rock y los Jonas Brothers mueven millones de fans en todo el mundo. Aunque de igual manera existen otros intentos que aprovechando la nueva ola han intentado subirse a la misma con menor éxito, caso de Spectacular (2008). Pero aparte de las televisivas Hannah Montana en Estados Unidos y la fallida aunque sorprendente Britannia High en Reino Unido, faltaba su irrupción en la pequeña pantalla, ¿sería capaz una producción musical en formato de serie resultar aceptable para la audiencia de todas las edades y convertirse en todo un éxito? La respuesta no se ha hecho esperar, se llama Glee y va camino de convertirse en todo un fenómeno tras su estreno el pasado mes de septiembre en Estados Unidos.
.
Ideada por Ryan Murphy, Brad Falchuk e Ian Brennan inicialmente como una película, pronto vieron la idoneidad de convertirla en serie de televisión, la cual vio estrenar su episodio piloto el pasado mes de mayo (con casi 10 millones de espectadores) y cuya primera temporada de 13 episodios de duración comenzó a emitirse el pasado 9 de septiembre. Murphy, responsable de anteriores series con un ácido y macabro humor negro como Nip/Tuck o Popular, ha apostado en esta ocasión por cambiar totalmente de registro y ofrecer al público algo que le haga sentir realmente bien, dados los tiempos que corren, aunque sin renunciar a cierto toque cruel que sabe respetar el buen gusto.

Por su propia definición, el coro es abrirte a ti mismo la alegría”. Esta frase que puede apreciarse en las escenas iniciales con que da comienzo el episodio piloto de la serie, junto con al retrato de la que fue directora del coro del instituto, Lillian Adler, resumen bien el conjunto de la serie. Podría definirse de muchas maneras, pero no de una manera tan sencilla la esencia de Glee. Y es así de sencillo, Ryan Murphy tiene por objetivo principal hacérnoslo pasar bien, con una comedia que reúne como receta mágica la combinación acertada de música, drama y humor. Porque Glee proporciona momentos de auténtico disfrute musical, pero también nos hace reir e incluso emocionarnos con situaciones enternecedoras.
.
Todo ello va acompañado de canciones escogidas por el propio Ryan Murphy y que encajan apropiadamente dentro del argumento de los episodios al tiempo que resultan pegadizas por lo conocidas que son para el público. Las coreografías son obra de Zach Wood, incluyen los ensayos preparativos y guardan ese espíritu de la puesta en escena de shows televisivos como You think you can dance o American Idol, de gran éxito reciente entre el público norteamericano. Como resultado podremos escuchar música de Amy Winehouse, Beyoncé, Rihanna, Billy Joel, Barbra Streisand, Katy Perry, Olivia Newton John… junto a canciones de las grandes bandas de la década de los años 40 y 50, musicales como Cabaret, música disco, new wave o los actuales éxitos del pop

Nunca es tarde para perseguir los sueños

La serie para empezar nos sitúa en un escenario tan explotado como el Instituto, el High School como lo denominan los estadounidenses, lo cual no es un distintivo precisamente de originalidad, si observamos otras series de este año, The vampire diaries, 10 things I hate about you, Aaron Stone, Física o Química y un largo etc. tienen lugar también en este medio adolescente. Pero, y he aquí una de las diferencias, Glee no es sólo para el público adolescente, los personajes adultos, los profesores, cuentan con su cuota de fuerte protagonismo (el profesor de lengua, los entrenadores, la orientadora escolar, el director…) y no les van a la zaga a los teenagers de sus alumnos.
.
Junto a esa etapa de adolescentes de “hormonas enloquecidas”, previo paso al mundo de los adultos, Glee juega con temas como la sexualidad, los prejuicios, los miedos y complejos… y, he aquí quizá lo más relevante, con la necesidad de aceptación social y la definición de una identidad propia. Podría hacerse todo un estudio sobre este tema en las películas y series adolescentes anglosajonas y sobretodo norteamericanas, con la preocupación por ser populares (la fama, que tanto atractivo ejerce en nuestros días) o el éxito que lleva, como dice el personajes de Finn Hudson, a no quedarse “en esta ciudad para siempre” o lo que es lo mismo, el miedo, esto es muy común en los guiones hollywoodienses, a no terminar convertidos en lo que llaman perdedores “loosers”.

Las elecciones que diseñarán su futuro, sus sueños y lo que más valoran los estudiantes… pero al mismo tiempo dilemas y sueños de los que no están exentos los adultos, que en base a responsabilidades, como el profesor Will a veces renuncian a lo que realmente les hacía sentirse realizados optando por una vida de mayor comfort y dinero. A lo que la serie responde que nunca es tarde para nadie si se tienen agallas para ello. De ahí la fabulosa canción principal de la serie titulada Don´t stop believin’. También previene sobre el éxito fácil que puede confundir a las jóvenes mentes pensando que existen atajos en la vida en lugar del esfuerzo y la preparación o que en la vida hay cosas mucho más importantes que la fama.

Resucitando el Coro del Instituto

La identidad del William McKinley High School se ve puesta a prueba cuando el profesor Will pretende resucitar el Coro del instituto, pues la actividad es propia de un tipo de estudiante estereotipado que responde a unas características que lo situarían en lo más bajo de la pirámide social del Instituto. Los “nerd”, que para que nos entendamos, vienen a ser los excluidos, normalmente empollones, con escasas amistades, y por supuesto que no participan de la actividad deportiva de todo instituto norteamericano que se precie, ya sea baloncesto, béisbol, atletismo, natación o como es el caso del High School de Glee, el rugby, prototipo por excelencia de masculinidad. En ese otro lado, el de la popularidad, encontramos a los atletas y a las animadoras.
.
A la llamada inicial del profesor Will para volver a formar el Glee Club responden un chico en silla de ruedas, una chica negra entrada en carnes con una voz que parece la versión juvenil de Aretha Franklin o Gloria Gaynor, una oriental que pronuncia mal el idioma y que viste gótica, un gay de lo más fashion y la niña guapa que sueña con ser popular pero que ha caído en desgracia.

Pero para poder competir en los certámenes regionales de coros de instituto necesitan reunir doces miembros, lo cual resulta a todas luces difícil dado quienes son sus iniciales integrantes. Por ello la clave estará en incorporar a la estrella del equipo de rugby, el quaterback Finn, y así abrir una brecha que permita seguir su ejemplo a otros miembros del equipo, incluidas las animadoras. Lo mismo que le sucedía a Jamie Bell en Billy Elliot (2000), antes tendrán que lidiar con los prejuicios hacia la actividad y la compañía de los “nerds”.
.
No serán sus únicos obstáculos, la entrenadora de las animadoras, la profesora Sue Silvester, a quien acompaña en sus apariciones el marcial redoble de tambor, será su principal enemiga, al considerar que el Coro perjudicará la actividad deportiva y a su grupo de animadoras, hasta ahora la más popular en el Instituto y de una masculinidad y aprendizaje más apropiados para sus alumnos. Y el anterior director del coro, el excéntrico y libidinoso profesor Sandy, quien hará lo posible por recuperar su puesto. Además la competición no sólo la tendrán con el resto de institutos, también será con sus propios problemas, desafíos y elecciones.

La crisis económica mundial, que ha hecho especial mella en los Estados Unidos, también está presente en el guión de la serie, a través de los ridículos efectos de los recortes presupuestario que sufre el Instituto y que llevan a su director a economizar a costa de multiemplear al profesorado, como es el caso de Will, que acepta tareas de conserje por la mitad del salario.

Un reparto nuevo y entusiasta

Will Schuester es el profesor de lengua española del Instituto de Educación Secundaria William McKinley. Un hombre en la treintena dedicado a sus alumnos que en su día formó parte del Coro del instituto en la mejor época de éste. Ahora, con las responsabilidades del matrimonio, se debate entre continuar la enseñanza o asumir un nuevo trabajo de carácter comercial mucho más rentable que haga mejorar la economía de su hogar, satisfaciendo los deseos de su esposa. Sin embargo, la destitución repentina del director del Coro le abre la posibilidad de ocupar su lugar y recuperar una actividad con la que se sentía verdaderamente realizado. El personaje, interpretado por el actor Matthew Morrison, bien parecido, es quien lidera el reparto, adoptando el papel de un profesor comprensivo y que se esfuerza por sacar lo mejor de todos y cada uno de sus alumnos. Morrison ha sido seleccionado tras haber participado en musicales de Broadway como Hairspray o South Pacific.
.
En frente se encontrará a la entrenadora Sue Silvester, una especie de sargento encargada del grupo de animadoras del Instituto, quien ve desde el primer momento en el Glee Club a un grupo de fracasados que puede poner en peligro la primacía del deporte, del equipo de rugby y de sus animadoras. Perteneció a las fuerzas especiales del ejército, participó en el ataque a Panamá para derrocar a Noriega y su filosofía es de lo más agresiva, si uno quiere algo en la vida, debe hacer cualquier cosa para conseguirlo. Se trata de uno de los personajes más caricaturizados, sonando el redoble de tambor cuando aparece en escena, siempre tomando batidos proteínicos o realizando gimnasia. Además padece escoliosis, hepatitis y otras enfermedades. La actriz Jane Lynch compone a la perfección el personaje haciendo del mismo uno de los más crueles, ácidos y divertidos de la serie.
.
Rachel Berry es una chica con el convencimiento de haber nacido para convertirse en una estrella. Talento no le falta, lo mismo que ingenuidad, y posee una maravillosa voz, por eso cuando descubre el anuncio pidiendo voluntarios para integrar el Glee Club no lo duda ni por un momento. Ve en ello la posibilidad no sólo de lograr su sueño sino de alcanzar la popularidad dentro del Instituto, donde ha caído en desgracia debido a su carácter de niña guapa algo creída, y es objeto de la burla y desprecio de los jugadores de rugby y las animadoras. Toda una perfecta diva, cree que el mundo gira en torno a ella, su relación dentro del coro no será fácil pues no está dispuesta a ceder el papel protagonista que por sus cualidades considera merecer. La actriz Lea Michelle también posee experiencia en musicales como Spring Awakening o The King and I en Broadway.
.
Finn Hudson es el quaterback y la estrella del equipo de rugby del Instituto, aunque desea ser algo más en la vida y hacer algo que le permita salir algún día de la ciudad. Se convertirá en el reclamo que el Glee Club necesita para animar a otros estudiantes a unirse. Finn, de carácter noble y sensible a los demás, descubrirá que cantar con el coro le gusta, arriesgando su reputación y debiendo lidiar con los reparos y prejuicios de sus compañeros de equipo. Su novia es la guapa Quinn Fabray, líder del equipo de animadoras, pero también se sentirá atraído por Rachel, su nueva compañera de coro. Junto a la actriz Lea Michelle forma una efectiva pareja en pantalla donde funciona la química necesaria de cara al público. El personaje es interpretado por el joven canadiense Cory Monteith, quien ya ha aparecido en numerosos títulos (aunque hasta ahora en pequeños papeles), como las series Supernatural o Kyle XY.
.
La orientadora escolar Emma Pillsbury es una persona comprensiva y con un gran sentido común, pero vive suspirando por un hombre casado como es su compañero de trabajo el profesor Will Schuester. No duda en ayudarle todo lo que puede a pesar de que cuanto más cerca está de él más sufre su amor imposible. Lo mismo le ocurre al entrenador Ken Tanaka, un hombre que siempre está disponible para ella, pero a quien a su vez, no corresponde. El personaje está interpretado por Jayma Mays, quien lo dota de un carácter tan frágil como sensible aunque certero en sus asesoramientos a amigos y alumnos.
.
El personaje de Kurt interpretado por el actor Chris Colfer es un auténtico crack dentro de la serie. Se trata de un alumno gay con voz de soprano y debe aguantar el bullying de los integrantes del equipo de rugby. Viste de lo más fashion, tiene estilo y personalidad, convirtiéndose en uno de los cinco primeros alumnos en formar el nuevo Glee Club. Proporciona algunos de los mejores y más espectaculares momentos de la serie, como cuando para convencer de su hombría a su padre, entra a participar del equipo de rugby con su particular y espectacular estilo al ritmo de Beyonce.
.
Mercedes Jones es una estudiante negra entrada en carnes con una personalidad que nunca está dispuesta a que la releguen a un segundo puesto, pues es consciente de su valía. Otra diva en ciernes. Una voz portentosa y dinamismo al más puro estilo de Gloria Gaynor (a quien emula en una canción) hacen de ella pieza clave del nuevo Glee Club resucitado por el profesor Will Schuester. Viste moderna, y no se corta un pelo a la hora de decir lo que piensa. El personaje es encarnado por la actriz Amber Riley en su primer gran papel en televisión.
.
Artie Abrams es un chico inválido en silla de ruedas pero perfectamente capaz de aportar su valía como cantante y guitarrista eléctrico al Glee Club. Con buen humor, el personaje, interpretado por el actor Kevin McHale, es víctima junto a sus compañeros de formar un grupo que podría ser propio de una campaña publicitaria de la marca Benetton, pues es la antítesis de lo que se espera encontrar entre los cantantes de un coro.
.
El High School William McKinley además de su equipo de rugby, cuenta con el consiguiente grupo de animadoras, las Cheerios, capitaneadas por la bellísima y atractiva rubia Quinn Fabray, quien como no podía ser de otra manera, es la novia del quaterback Finn. Aunque su relación es bastante peculiar, porque Quinn también es la presidente del Club de Celibato, cuyo lema es “Hay que provocar y provocar, sin nada de placer dar”. Dianna Agron, quien ha intervenido con papeles en series como Veronica Mars o Heroes, es la encargada de dar vida a esta guapa animadora.
.
Noah “Puck” Puckerman es un estudiante con el cabello afeitado al estilo de los indios Mohawk, revelador de su aparente carácter de chico duro, siendo el principal acosador de los sufridos Artie y Kurt. De él suele decirse que responde al prototipo de futuro fracasado, apodándole en su caso Lima-Looser. Perteneciente al equipo de rugby, es uno de los principales atletas del Instituto y su éxito entre las mujeres, en especial las adultas, gracias a su cuerpo bien formado, no le resulta difícil en su trabajo como limpiador de piscinas. También posee buena voz y es el mejor amigo de su compañero de equipo Finn. Mark Salling es el actor que interpreta a este personaje.
.
Tina Cohen-Chang es una estudiante asiática americana que viste de estilo gótico. Se trata de una chica con baja autoestima y una de las cinco primeras personas en unirse al Glee Club. Aunque tiene valía se ve a sí misma menos capacitada que su compañera Rachel para interpretar solos de la altura de la canción Tonyght, del musical West Side Story. Jenna Ushkowitz interpreta en esta serie su primer papel protagonista.
.
El profesor Sandy Ryerson, interpretado talentosamente por el actor Stephen Tobolowsky, uno de los rostros más conocidos de la serie, es un personaje de lo más esperpéntico y gracioso, debido a sus gustos y obsesiones sexuales, como el cantante y promotor Josh Groban. Era el director del Glee Club previo a Will, hasta que por una denuncia de su alumna Rachel, fue despedido, no estando desde entonces autorizado a permanecer a menos de 20 metros de niños. Aunque su objetivo es poder volver a recuperar su puesto al precio que sea.

Terri Schuester es la esposa de Will, una mujer estresada por tener que trabajar cuatro horas diarias tres días a la semana y encima llegar a casa y verse obligada a hacerse la cena para ella misma. En su juventud fue miembro del equipo de animadoras. Ahora se muestra obsesionada por retener a su marido, a quien quiere para ella sola y desea que asuma una profesión que les reporte el dinero necesario para conseguir todas las cosas que ansía en su vida familiar. Conocida sobretodo por su personaje de Lauren Davis en la serie Boston Public, la actriz Jessalyn Gilsig es aquí la posesiva mujer del profesor Will.

El rudo y bienintencionado Ken Tanaka es el entrenador del equipo de rugby, interpretado por el actor Patrick Gallagher. Su personaje integrará el grupo vocal Acafellas junto al profesor Will Schuester. Vive perdidamente enamorado de la orientadora escolar Emma Pillsbury.

Otros enlaces relacionados en Un Mundo de Cine:

· Cabaret (1972)
· Muchas gracias Mr. Scrooge (1970)
· Billy Elliot (2000)
· Síguenos ahora en Facebook
· O por correo electrónico

A continuación el video promocional de la serie Glee:

Agradecemos que aportes aquí tu opinión dejando un comentario

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Glee es lo más!!!! En Latinoamerica se estrena en noviembre pero en la fanpage de Facebook ya pueden verse un montón de video, notas y fotos.

http://www.facebook.com/home.php?#/pages/Glee/123068796703?ref=mf

José Luis dijo...

Es cierto, en Latinoamérica el canal Fox estrena Glee el 5 de noviembre, tras haber emitido el piloto el pasado mes de septiembre.

José Luis dijo...

La Fox ha decidido ampliar Glee a 22 capítulos (de los 13 iniciales) esta primera temporada. Sin duda una buena noticia y reflejo del éxito que está cosechando.

glee gfan dijo...

Glee es la mejor serie que vi hace tiemo, Me encanta glee , recien la empece a ver hace unos dias

José Luis dijo...

Recordamos que Un Mundo de Cine no permite la publicidad de páginas online de series ni películas.

Anónimo dijo...

yo creo que glee es lo mas es una inspiracion para mi me encanta y ya no puedo esperar la segunda parte de la primera temporada . ...!!!!!!!!!!no puedo esperar... besossss

Anónimo dijo...

yo creo que glee es lo mas es una inspiracion para mi me encanta y ya no puedo esperar la segunda parte de la primera temporada . ...!!!!!!!!!!no puedo esperar... besossss

m_m dijo...

cuando empieza la continuacion de la primera temporada o la segunda temp?? en latinoamerica??

José Luis dijo...

Pues todavía no lo sabemos, lo que sí tenemos es la fecha del estreno en la Fox en Estados Unidos, el 13 de abril. Si nos enteramos, informaremos.

Anónimo dijo...

quiero que sepan que amo glee, soy totalmente fan de esta increible serie, es educativa, graciosa, musical y tiene mis 3 pasiones: cantar, bailar y actuar. por favor necesito saber como se llama una peli, que trata sobre una nena que tiene un herano (es vieja la peli) que se parece mucho a la rubia que hace de britanny en glee, y queria saber si era ella, trata de esa nena que vive con un vecino que es esclavo de un viejo pero el tiene un problema de la cabeza, es rubio, la nena tiene problemas con sumadre, pertenece un club con sus amigos, su nombre en la ficcion es carrian.su madre la vive retando para que no use la ropa de su padre(militar, muerto) y que sea mas señorita por favor diganme como se lllama gracias!