lunes, 9 de noviembre de 2009

Anónima, una mujer en Berlín (Película, 2008)


Anónima, una mujer en Berlín

(Anonyma - Eine Frau in Berlin. Alemania, 2008)


-Autor: José Luis Urraca Casal-


Un pasaje de la historia de Berlín convertido en tabú

[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo] El día en que se cumple el XX Aniversario de la caída del Muro de Berlín, en Un Mundo de Cine nos trasladamos a otro pasaje de la historia alemana que ha sido motivo de profunda vergüenza para su población hasta fechas muy recientes y que precedió a la división de la capital germana al término de la II Guerra Mundial. El film dirigido por Max Färberböck está basado en los diarios de una periodista alemana, que durante los días de la caída de Berlín en manos del Ejército Rojo en 1945, fue una de las miles de mujeres violadas por los soldados soviéticos. Este preciado documento, fundamental para entender lo sucedido durante aquellas semanas, ha permanecido sin poder editarse durante más de 40 años por deseo de la propia autora (quien siempre permaneció en el anonimato), tras la indignación despertada en Alemania tras su publicación en 1959.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
La película El hundimiento (Der untergang, 2004), del alemán Oliver Hirschbiegel, nos hacía tan sólo unos años atrás, un vivo y fiel retrato del cataclismo final del régimen nazi, y terminaba, con aquellos destellos de sol y luz que fuera del bunker de la Cancillería, tras el suicidio de Adolf Hitler, alumbraban un nuevo amanecer para Alemania, el fin de la pesadilla de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo para el pueblo alemán no todo había terminado, en aquellos meses que precedieron y continuaron a su capitulación probó parte de la barbarie cometida por sus ejércitos a lo largo y ancho de Europa. Y ahora es de nuevo el cine germano, en ese ejercicio de recuperación de la memoria colectiva de sus últimos tiempos, quien rescata unos hechos silenciados durante décadas por lo traumático de su condición, la violación de centenares de miles de mujeres alemanas practicada por el ejército rojo en su avance liberador sobre Berlín.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
El origen de la película, los diarios de Anónima
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
En 1954 se publican en inglés los diarios de una mujer alemana que durante los últimos días del Tercer Reich padeció la toma de la ciudad de Berlín por el ejército soviético, su título Una mujer en Berlín (Eine Frau in Berlin). Cinco años más tarde el mismo libro se publica en Suiza, pero esta vez en alemán, y el revuelo que se origina en la Alemania Occidental es de tal magnitud, que la autora (una culta periodista), que ha decidido mantener su nombre oculto, opta por prohibir cualquier nueva publicación del mismo mientras ella viva y nunca, ni siquiera a su muerte, revelar su nombre.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
El diario, escrito a la luz de una vela, recoge el paso de los días desde el 20 de abril al 22 de junio de 1945, describiendo la entrada de las tropas soviéticas en Berlín. En el mismo asistimos a cómo un grupo de berlineses guarecidos en un refugio antiaéreo primero y en un bloque de apartamentos después, conviven con los soldados del ejército vencedor de la Alemania nazi que van inundando la ciudad. Durante esas semanas en las que reina el caos, se cometen multitud de violaciones sin importar la posición o la edad de las mujeres alemanas. La autora muestra en los diarios a mujeres que dentro de este sórdido proceso al que se ven sometidas, terminan por asumirlo como una forma de obtener a cambio algún tipo de bienestar, comodidad o protección en aras de la supervivencia de ellas y de sus familias. Se trata de un testimonio único para poder conocer y comprender lo que sucedió en Alemania durante aquellos días.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
La indignación que recorre Alemania Occidental tras su publicación en 1959 es tanto por recordar unos hechos que prefieren olvidar, como por el comportamiento considerado “deshonroso” que la autora atribuye a las mujeres alemanas, y por el hecho de que Anónima no se ve a asimismo como una víctima. Durante cuatro décadas se opta por mantener en el olvido unos hechos tan traumáticos, pero en 2001 fallece su autora, de la que hoy conocemos su nombre, y en 2003 el libro aparece reeditado en Alemania convirtiéndose en un auténtico best-seller.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Dirección y reparto
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Anónima, una mujer en Berlín está dirigida por Max Färberböck, realizador distinguido por otro film ambientado en la Segunda Guerra Mundial como es Aimée & Jaguar, y quien no conocía los hechos acontecidos hasta que el libro de Anónima no cayó en sus manos. El guión es compartido por el propio Färberböck y Catharina Schuchmann, basado en el libro de Anónima publicado originalmente en el año 1954. Como productor el film cuenta con Günter Rohrbach, responsable de títulos tan conocidos como El submarino (Das boot) y La historia interminable.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Nina Hoss posee el principal papel protagonista de la película, encarnando a Anónima, quien con la gran fuerza de su mirada, realzada por la caracterización un tanto demacrada de su rostro, refleja esa falta de autocompasión de la autora de los diarios. La actriz, con 33 años, se trata de una de las actrices más prometedoras del panorama alemán, habiendo recibido el Oso de Plata del Festival de Cine de Berlín por Yella, del director que la ha convertido en su musa, Christian Petzold.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Completan el reparto un extraordinario Yevgeni Sidikhin como el coronel Andreij del que se enamora Anónima, Roman Gribkov (el teniente Anatol), August Diehl como su marido y rostros que podrán resultar más familiares por su participación en la película El hundimiento, como son Juliane Köhler (quien hacía de Eva Braun) o Rolf Kanies.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Del papel a la pantalla
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
El resultado de la adaptación de los diarios de Anónima llevada a cabo por Färberböck ha sido calificado de fiel y riguroso al espíritu del texto y al sentir de la propia protagonista. Constituye una excelente recreación en pantalla de un barrio berlinés en el momento en el que la capital es tomada por el ejército soviético. Los decorados permiten hacerse una imagen vívida de una ciudad devastada por la guerra, con sus refugios antiaéreos utilizados ahora para protegerse del bombardeo de la artillería y de la llegada del invasor. Una población sin suministro de luz eléctrica y sin agua corriente, entre cuyos escombros aún presentan batalla los últimos focos de resistencia, aunque en las ventanas de los edificios, los trapos y sábanas blancas anuncien ya una ciudad rendida.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
El film se inicia mostrando a Anónima en París o Berlín al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, junto a sus amigos o a su marido, plenamente confiados en el triunfo de la Alemania que bajo el nazismo ha puesto a toda Europa a sus pies. Para a continuación realizar una elipsis y situarnos en el Berlín en el que comienzan a entrar las primeras fuerzas del ejército del país más denostado por el nazismo, la Unión Soviética. Es abril de 1945 y la Cancillería desde donde Hitler sigue dando sus últimas órdenes, aún no ha caído en poder de los rusos, aunque tan sólo sea cuestión de tiempo. Una muestra de la fatalidad a la que el führer ha conducido al pueblo alemán y en la que éste le ha acompañado.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Tras librar una guerra de cinco años contra un ejército nazi que ha cometido barbaridades inimaginables sobre la tierra de su patria, los soviéticos por fin entran en la capital de su enemigo, su más preciado objetivo, auténtico símbolo de la victoria y del final de la contienda. Y entre el caos provocado a su llegada, sus soldados comienzan a tomar para si a las mujeres alemanas produciéndose violaciones masivas. No importa la edad, no importa la condición, ni siquiera la apostura. Se mezclan el deseo de humillación del enemigo, la venganza, el odio y los deseos carnales…
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Y entre esas mujeres, una mujer culta y periodista como Anónima, que domina cinco idiomas, entre ellos el ruso, decide que antes de ser violada a diestro y siniestro como una simple víctima, en un acto de realismo, prefiere ser ella quien decida por quién ha de serlo. Y cuanto mayor sea el rango del soldado soviético, mejor, pues ello la reportará mayor protección y mayores comodidades. Al mismo tiempo el film muestra a sus convecinas, quienes resignadas ante la situación, acaban por racionalizar los hechos, decidiendo cambiar sexo por comida en medio de un Berlín hambriento. Y así el placer que proporcionan a los soldados soviéticos les reporta mantequilla, pescado, patatas…
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
El film no cae en el reduccionismo de buenos y malos en el que por otra parte aleccionó el nazismo a su pueblo. Y así, bajo el fantasma de “los rusos” un pueblo salvaje, las protagonistas del film descubren un mosaico de nacionalidades, ucranianos, caucásicos, mongoles… detrás de los cuales se esconden las historias de campesinos, trabajadores… personas que antes de la guerra llevaban una vida común y corriente hasta que la invasión del ejército nazi les hizo abandonar sus hogares para emprender la defensa de la patria. Seres humanos que han tenido que sufrir primero la extrema barbarie con la que los alemanes han actuado en Rusia. Y mediante algunas de las relaciones personales que emergen de entre los violadores y las violadas, seres traumatizados por la guerra, surge el romance, como es el caso de Anónima y del coronel soviético Andrej.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Las violaciones de alemanas tras el avance soviético
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Desde enero de 1945, el último año de la Segunda Guerra Mundial, el Ejército Rojo había iniciado un avance imparable sobre el frente alemán, que hasta ese momento aún había conseguido mantener a salvo el suelo patrio, incluida la Prusia Oriental. A medida que atravesaban territorio alemán en su camino hacia Berlín, los soldados soviéticos comenzaron a protagonizar violaciones masivas de mujeres alemanas. Las cifras según los historiadores varían desde los varios centenares de miles hasta los dos millones que asegura el británico Anthony Beevor en su libro “Berlín: la caída”, la mayoría en la Prusia Oriental.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
La venganza sobre sus enemigos de un ejército compuesto en gran parte por personas escasamente instruidas procedente de todas las regiones de la Unión Soviética, la dureza extrema del combate al que se veían sometidos, el alcohol, el simple deseo de satisfacer sus deseos carnales o tomar para sí lo que consideraron un botín de guerra, son algunas de las razones esgrimidas para explicar lo sucedido. Incluso hay quienes apuntan a que esta barbarie respondió a órdenes precisas de la Unión Soviética. En cualquier caso, las violaciones fueron consentidas por la oficialidad del Ejército Rojo.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Por orden de Hitler, el ejército alemán tras la invasión de la URSS en junio de 1940 llevó a cabo una política de dureza extrema contra la población y el ejército soviéticos. Sólo en el sitio al que sometió a la ciudad de Leningrado, perecieron más de un millón de habitantes. Unidades especiales cometieron todo tipo de crímenes sobre el conjunto de la población rusa, incluidos niños y ancianos. La sangría de la contienda se saldaría con 26 millones de soviéticos muertos, la mayoría civiles. Por ello, a medida que el Ejército Rojo comenzó a hacer retroceder a los alemanes a partir de 1943 e iban recuperando y pasando por aldeas y territorios rusos comprobando lo sucedidos en ellos, el odio contra el enemigo, alimentado además por la propaganda soviética, fue en aumento.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Sólo en Berlín, se calcula mediante los registros hospitalarios, en 110.000 las violaciones cometidas durante las semanas que antecedieron y siguieron a la capitulación del 2 de mayo. Mujeres que en muchos casos abortaron, o que dieron a luz en el año 1946 a niños conocidos como los Russenkinder (niños rusos), pero que en ambos casos se esforzaron por mantener oculto lo sucedido, por miedo a la estigmatización social o al rechazo de los maridos, los cuales ante el temor de conocer la verdad, ni siquiera preguntaban por lo sucedido.

Autor: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria. Para www.unmundodecine.com

Otros enlaces relacionados en Un Mundo de Cine:

·
Katyn (2007)
· Europa, Europa (1989)
·
In tranzit (2008)
· Sigue ahora Un Mundo de Cine a través de Facebook, twitter o por mail

A continuación puede verse el tráiler de Anónima, una mujer en Berlín:

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.

15 comentarios:

littleEmily dijo...

Ahora mismo estoy leyendo el libro y tenía pensado ponerme con la película después de acabarlo. Es una historia durísima y difícil de comentar: ahora no sabemos nada de las condiciones de vida de una guerra (al margen de las de la Guerra Civil) pero cada guerra y cada lugar son únicos. La experiencia de "Anónima" es impresionante. Lo que desconocía es ya se fuera de ámbito público su identidad. ¿Aparece en la película?

littleEmily dijo...

Por cierto, lo único que conocía acerca del final de la guerra en Alemania es lo que aparece en El Hundimiento. Con Katyn, ésta y otras películas empieza a salir a la luz lo que pasó en Alemania, Polonia, la URSS...

José Luis dijo...

Hola Little Emily. En la película respetan a la autora y su nombre no aparece citado. Nosotros hemos optado por no hacerlo tampoco en el artículo.

Es verdad lo que dices, el cine, y en especial el alemán, durante esta década ha iniciado una retrospectiva de su pasado reciente que representa una excelente manera para que el gran público pueda hacerse una idea de lo que sucedió y cómo sucedió. Sobre temas escasamente tratados hasta ahora, o como es el caso de lo relatado por Anónima, tabús hasta fechas recientes.

Enhorabuena por la lectura del libro.

Jack dijo...

Yo soy de la opinión que el cine debe dar a conocer todoas las atrocidades de las guerras para ver de conseguir algo de paz. Ya que la televisión, en gran parte, se dedica a atontecer al espectador, el cine tiene que ser altavoz de tantas atrocidades.

Felipe dijo...

Estoy de acuerdo contigo Jack, el cine y la literatura deben mostrar estos sucesos tan horrorosos como poco conocidos, para así intentar que no se repitan nunca más. Si tradicionalmente el cine se ha centrado en el Holocausto, cada vez aparecen más películas que muestran otros genocidios o atrocidades más desconocidas (Ciudad de vida y muerte, Katyn, Hotel Ruanda, Disparando a perro o esta Anónima.

Anónimo dijo...

Acabo de terminar el libro,y me quedo asombrada de lo que el ser humano es capaz de soportar en ciertas situaciones. Nos sale el instinto animal de supervivencia y hacemos lo que sea.

Anónimo dijo...

ES UNA FASE DE LA HISTORIA MUY INTERESANTE, SIN EMBARGO QUE APESAR DEL TABU EN LA MISMA ALEMANIA, Y EN EL RETO DEL MUNDO, NO SE CONOCE MUY BIEN, EN LAS ESCUELAS NO DICEN NADA DE LAS ATROCIDADES QUE COMETIERON LOS MISMOS QUE PELEARON CONTRA LOS "FEROCES Y SALVAJES ALEMANES" YA QUE ELLOS HICIERON MAS ATROCIDADES Y PERMITIERON OTRAS, QUE QUIZA HASTA LA FECHA NO SEPAMOS. ASI COMO A LOS JUDIOS SE LES DEBE UNA DISCULPA, TAMBIEN LOS ALEMANES MERECEN UNA DISCULPA, SOBRE TODO, SUS MUJERES Y NIÑOS QUE SUFRIERON LO QUE SE DESCRIBE EN EL LIBRO Y EN LA PELICULA

Anónimo dijo...

Muy dura pelicula, la vi el día de hoy por televisión por cable y quede impactada. Ahora voy por el libro

Anónimo dijo...

La verdad siempre trata de ocultarse ante lo "politicamente correcto" o debería decir lo "moralmente correcto". Valiente mujer la que expone ante el mundo lo sufrido ayer y hoy en este mundo aún manejado por el mal llamado "sexo fuerte"

Anónimo dijo...

las guerras nunca han traido nada bueno, en ninguna epoca. no existe un pueblo que no haya sufrido, ni tampoco un pueblo que no haya hecho sufrir a otro!!!! es hora de que la humanidad se de cuenta de que somos una gran familia, una misma raza con diferentes culturas, pero todas con derecho a existir. basta de cine o comics promoviendo guerras y enfermando a los muchachos. demostremso que eso es algo triste con peliculas como estas y asi un dia se acabaran las guerras!

Anónimo dijo...

esa estupida anomina me da mucho gusto todo lo que le paso y le hubieran hecho mas cosas solo por ser una perra alemana esposa de un nazi fue muy poco lo que le sucedio para todas las atrocidades que hicieron los nazis...
maldita anonima muy contenta de todo lo que le sucedio =)

Anónimo dijo...

No he visto la película, pero sí leí el libro. Horrible, indignante.
Quisiera aportar que la orden oficial del ejército rojo, del comandante político Illia Ehremburg textualmente era: "Matad, violad a las mujeres alemanas, violad, violad, violad, así destruíremos su orgullo nacional para siempre. Matad, matad, pero sobre todo violad."
Y por más cosas que se le achaquen al ejército alemán, no hizo nunca cosas de este tipo. No es posible justificar una orden como la citada del ejército comunista, con ninguna cosa parecida realizada por los alemanes. Muy por el contrario, están saliendo a la luz todas estas barbaridades, muy documentadas. Y por el otro lado, está cayendo la leyenda negra contra los alemanes, formada en Hollywood.

Anónimo dijo...

La barbarie del ser humano en un contexto de guerra no me desconcierta más que la reacción de los germano occidentales al hilo de la publicación del libro en la década de los cincuenta, razón por la cual la autora decidió permanecer en el anonimato hasta su muerte. """¿Avergonzados?""". Por Dios, avergonzados los verdugos, NO las víctimas, NUNCA las víctimas. La película es impactante. Ahora paso a localizar el libro.

Anónimo dijo...

Hola!

Vi la palícula y la encuentro estupenda, lograda. Estéticamene bella.
La película aporta varias lecturas en el guíon, las escenas y el ritmo frenético del horror de la guerra.
Sobre la temática misma, muy reveladora, impactante y valiente la autora del libro al colocar estos temas.
¿Alguien conoce alguna película o libro que aborde la posguerra y lo que hicieron los rusos con los alemanes prisioneros que se llevaron a Siberia? ¿Porqué los devolvieron después de 15 años, sólo a unos pocos?

agustin hamilton dijo...

Las peliculas revelan las atrocidades de las guerras, PERO OJO! un 90% del cine internacional sale de EEUU, pais potencia con gran influencia e ingerencia en politicas extranjeras. Por lo tanto esta bien que el cine revele genocidios pero que revele todos los genocidios no solo los que el conviene a la principal potencia estados unidos. Tal vez algun dia en afganistan irak iran siria libia haran peliculas revelando los horrores que vivieron, pero mientras tanto OJO, no hay que escuchar solo una campana...