sábado, 23 de enero de 2010

En tierra hostil (The hurt locker) Película, 2008


En tierra hostil (The hurt locker)

(The hurt locker. USA, 2008)


-Autor: José Luis Urraca Casal-


Inteligente film lleno de tensión sobre la misión en Irak

[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo] En un tiempo en que las películas ambientadas en las Guerras de Irak o Afganistán no han logrado atraer al público pese a haber sido muchos los intentos recientes no faltos de enjundia y cierta maestría, la directora Kathryn Bigelow ha lanzado con The hurt locker un dardo certero a la hora de cautivar al espectador, acompañado éste por un unánime y rotundo respaldo de la critica cinematográfica europea y norteamericana. Su película, a través de una pequeña unidad destinada a desactivar explosivos -en la que sobresale la actuación contundente de Jeremy Renner- nos sumerge de lleno en las calles de Irak, haciéndonos respirar sin artificios y con gran realismo, el ambiente de absoluta inseguridad en el que se desenvuelven continuamente las tropas estadounidenses en un país sumido en el caos. Muy recomendable para comprender la misión desde el punto de vista de las tropas desplegadas en Irak y porque el espectador a buen seguro experimentará acompañando a los protagonistas del film, un auténtico e inusual subidón de adrenalina.
.
Leones por corderos (Robert Redford, 2007) con un reparto capitaneado por Tom Cruise, Meryl Streep y Robert Redford pasó sin excesiva pena ni gloria por la taquilla. Regreso al infierno (Irwin Winkler, 2006), un film protagonizado por Samuel L. Jackson y Jessica Biel sobre los efectos provocados en los combatientes que regresan a casa -actualización de Los mejores años de nuestra vida- lo hizo totalmente desapercibido. Y ni siquiera En el valle de Ellah (Paul Haggis, 2007), un brillante alegato sobre la situación en Irak, y que ya reflejaba el horror al que se enfrentaban los soldados estadounidenses -con la magnífica interpretación de Tommy Lee Jones acompañado de Charlize Theron- se hizo un hueco entre el patio de butacas.

¿Qué ha ocurrido entonces para que una película sobre la guerra de Irak haya podido vencer el hastío de aquellos que hasta ahora no gustaban de los filmes sobre este conflicto? Para que como afirmaba la revista Rolling Stone en palabras de Peter TraversAquí está la película sobre la guerra de Irak para aquellos que no les gustan las películas sobre las guerras de Irak?".

La respuesta la tenemos en una directora, Kathryn Bigelow, responsable de títulos que han quedado grabados en nuestra memoria como Días extraños o Le llaman Bodhi, quien con un presupuesto moderado para lo que es Hollywood, tan solo 11 millones de dólares, ha realizado un film modesto pero adictivo, alejado del discurso moral de los títulos precedentes. Y lo ha hecho a través de un trío de protagonistas, los miembros de una pequeña unidad dedicada a trabajar desactivando artefactos y explosivos de las calles del Irak actual. Y es que la película reviste precisamente sobretodo actualidad, malacostumbrados como estamos a desayunar o comer diariamente con noticias sobre atentados en Irak, sin contar, con los que son abortados mediante la desactivación de explosivos. Si acaso cabe achacársele aquello de lo que se ha despojado, el contexto político y social que rodea al conflicto tras la invasión de 2003, limitándose a mostrar las condiciones en que desarollan su labor los soldados norteamericanos.

Vulnerabilidad, riesgo y tensión
.
Pues bien, Bigelow, nos introduce en situación hasta el punto de casi hacernos sudar de la misma manera que el traje protector de los artificieros operando con los explosivos. Transmitiéndonos a la perfección, además, su vulnerabilidad y la tensión que produce desenvolverse en un terreno hostil, en el que nunca se saben las intenciones que pueden esconderse tras un viandante, alguien que se asoma a una ventana, un niño que juega en la calle o el simple riesgo que para sus vidas puede representar un teléfono móvil. Descendiendo a la cota de este trío de soldados de élite, la directora muestra su carácter más humano, sus sueños más inmediatos –los de terminar su trabajo sanos y salvos y regresar a casa cuando les llegue su turno, pues sirven en Irak por rotación- las relaciones entre los mismos, sobretodo tras la irrupción del sargento James, aderezando la trama y la acción, contribuyendo a hacerla más llevadera y logrando por otra parte un mayor realismo, alejado de epicismos, al menos no más allá de la adrenalina que parece empujar al sargento Williams James.
.
Destaca la actuación de su reparto, especialmente del trío protagonista, donde cabe realizar una mención especial al actor Jeremy Renner (28 semanas después) en el papel del sargento de Primera Clase William James, un soldado diferente a sus compañeros en cuanto sus motivaciones y por ende en su manera de actuar, más temeraria. A su lado Anthony Mackie (Equipo Marshall, Half Nelson) como el sargento JT Sanborn y Brian Geraghty como el especialista Owen Eldridge, complementados por Evangeline Lilly (Perdidos) o las breves apariciones de Guy Pearce, Ralph Fiennes o David Morse (John Adams).

Su guión, otro de los pilares en los que basa su efectividad y realismo, es de Mark Boal, quien cuenta en su pasado el haber formado parte de la escuadrilla de bombas del Explosive Ordinance Disposal (EOD) del ejército de Estados Unidos, experiencia que se deja notar. Rodada en Jordania, la labor de fotografía de la que es responsable Barry Ackroyd sabe aportar una inteligente recreación de la atmósfera iraquí junto al sistema de cámara en mano –sin excesos- y a una banda sonora incidental de Marco Beltrami.
.
A pesar de haber sido la gran derrotada en los Globos de Oro con tres nominaciones en los apartados de Director, Película y Guión, y ningún galardón, es una firme candidata a los Oscar de este año. Independientemente de ello, ha ido cosechando premios a ambos lados del Atlántico, desde el Festival de Cine de Venecia, donde recibió el premio especial por los derechos humanos aparte de otros cuatro galardones, al Círculo de Críticos de cine de Nueva York, donde fue premiada como mejor película y mejor director.

Film pues, que no defrauda, cine en definitiva, que sabe acompasar realismo y entretenimiento, alejado de macroproyectos llenos de artificio virtual, y uno de los títulos imprescindibles de este año.

Otros estrenos de la semana en Un Mundo de Cine:

· Cheri (Stephen Frears, 2009)
· Krabat y el Molino del Diablo (2008)
· Sigue ahora Un Mundo de Cine a través de Facebook, twitter o por mail

A continuación puede verse el trailer de En tierra hostil:



¿Y tú qué opinas de la película?

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.

19 comentarios:

Azid Phreak dijo...

Para mi es esta, junto a los ingloriosos bastardos y posiblemente Moon, la mejor película del pasado 2009. Como bien dices: "Vulnerabilidad, Riesgo y Tensión". A mi personalmente me ha encantado y espero que en los Oscar la den el empujoncito que necesita (y no necesita la sobrevalorada Avatar).

Un saludo y felicidades por el blog.

José Luis dijo...

Azid apuntas buenas películas y desde luego se encuentran entre las mejores. "Malditos bastardos" aunque discrepo con la resolución del final que Tarantino le ha dado, está rodada de forma ejemplar.

Y no puedo sino coincidir contigo en que The hurt locker se merece el reconocimiento en los Oscar, de ahí la coletilla con la que he cerrado el artículo. Un abrazo.

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Me da la impresión que esta película responde unicamente a utilizar un tema de actualidad que es la guerra de Irak para hablarnos una vez más de las mismas cosas que ya hemos visto en otras películas belicas,con mucha ación y desde el punto de vista norteamericano.
Detrás de estas peículas se esconde la necesidad del reclutamiento de nueva carne de cañón y solo desde una mirada muy critica,como la mia o la de tantos y tantas que pensamos que la guerra es monstruosa podemos entender el cine belico actual.
¿Cuando llegará una película pagada por los grandes estudios y bien distribuida que cuente la guerra de Irak desde el punto de vista de la sociedad iraquí?.¿Quien ha sufrido más la guerra?.
Dejo esta reflexión sin dar un contenido político ni señalando "buenos" o "malos".
Saludos.

Felipe dijo...

Antonio, estando de acuerdo contigo en la última parte de tu comentario, te diré que estamos ante una excelente película con escenas de una planificación y filmación extraordinarias dentro de un paisaje desolador, nos enseña el sufrimiento de todos los que se ven involucrados en la guerra, espero que la Academia el reconozca sus méritos.

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.Estoy seguro que cuando la vea me gustará pero como ya me has entendido y me habrá entendido todo el mundo que lo haya leido,estoy cansado de ver lo mucho que sufren los norteamericanos y sus familias cuando van a la guerra.
Por desgracia este tipo de películas patrioticas escondidas tras una pequeña pantalla muy transparente de odio a la guerra e incluso denuncia social;mucha gente que la vea y por desgracia en los U.S.A la mayoría la veran desde ese prisma del Tio Sam que necesita nuevos reclutas para mantener la maquinaria del horror.
No seamos ingenuos.Estas películas se hacen para lo que se hacen.Para el mercado norteamericano y su carga de adrenalina patriotica.Para que no falte una bandera de la Unión en la entrada de cada casa.

Felipe dijo...

Hola Antonio, mi comentario hacía más referencia a aspectos cinematográficos que ideológicos. También, como tú, estoy deseando una película con la versión de la otra parte. Un saludo,

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Es que meterse en política daría para otra página web.
Ayer fuí a la charla de Antonio Santos en la Fundación Botín.Recomendable.Este jueves da otra y sigue el mes que viene.Si puedes vete.Es a las 20:00h.
Ayer habló de las utopias,eugenesia control de la población en películas.
Impecable presentación y magníficamente preparada la charla.
Planteó estas cuestiones también desde su punto de vista.
No comparto su idea de que las utopias son quimeras imposibles por la propia naturaleza del hombre que lo hace imposible.
Su idea del "buen gobierno" no concuerda con la mia porque yo si creo en que la utopia es posible.Antonio Santos argumentó que todos los intentos han terminado muy mal porque han terminado en la muerte,carcel o exilio de los que piensan diferente.A mi modo de ver esta afirmación es demasiado simplista.
Reconocer que la sociedad no se puede mejorar y que las desigualdades y las injusticias no pueden desaparecer o por lo menos mitigarse me da mucha pena solo de pensarlo.
Como veis su charla dio para mucho.No os las perdais.

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Si teneis oportunidad no os perdais la entrevista a la directora en el suplemento de cultura que sacó el periódico 'El Mundo' el viernes pasado.

José Luis dijo...

Habrá que echarle un vistazo.

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Es una revista que te dan diferenciada de lo que es el periódico.Salud.

Susana dijo...

Evidentemente Antonio y alguno más no ha visto la película, porque entonces no tendrían que preguntar por el sufrimiento de la población civil. Mejor aún deberían de hacer una cinta donde se mostrara todo el sufrimiento bajo la sangrienta dictadura de Saddam, lo más parecido pero light es la serie británica "house of Saddam". "Hurt locker" no está mal como cinta, pero muy sobrevalorada, el hecho de tratar el conflicto con más seriedad que los telefilms, le favorece más que el guión y dirección.

José Luis dijo...

Hola Susana. Soy el autor del artículo. La película está hecha como señalo adoptando únicamente el punto de vista de unos artificieros, que de eso es lo que trata, y donde consigue transmitirnos un gran realismo y una gran tensión, inmerso además su trabajo en las peligrosas calles de Irak. En ese sentido es extraordinaria la manera de contarnos la historia. Ese nivel de inseguridad nos da una idea además aproximada al mismo tiempo de lo que enfrentan no sólo los soldados sino también la población civil.

Es cierto ese sufrimiento anterior al que aludes bajo Saddam Hussein, nadie lo niega, en todo caso Felipe como autor de esta página lo que refiere es que falta que nos llegue la visión cinematográfica que adopte el prisma de la población civil, no sólo de los soldados norteamericanos.

Y la serie de cuatro capítulos "House of Saddam" a la que bien aludes, es un título pendiente en nuestro blog, muy recomendable que experamos incluir próximamente.

Felipe dijo...

En esta película además de la vida de los soldados encargados de desactivar las bombas, aparecen muchas más cosas (por eso es tan buena), vemos el paisaje desolador de Irak, el sufrimiento de la población civil simbolizado en el niño que vende DVDs a los soldados americanos y los efectos de las experiencias vividas al regresar a América como aparece en la escena de la compra de los cereales en el supermercado.

Anónimo dijo...

Hola! Sólo quería señalar que yo, al menos, no veo nada en la película que la haga ver como una cinta de reclutamiento (incluso tengo entendido que el ejército yanqui se negó a colaborar con la película). La película se centra en la vida de tres hombres y nada más. De hecho, creo que cualquiera que la vea y decida enrolarse debe tener el cerebro tan "quemado" como el del protagonista.
Muy buena página.

Anónimo dijo...

a mi, la verdad, la peli me dejó bastante fría, esperaba mucho, pues a lo mejor si. No me gustó, salí del cine diciendo: pues no sé si me gustó o no, y eso que significa? pues q no, q no me gustó... le falta chicha, le falta alma, me dejó como un documental o peor aún pq los documentales despiertan sentimientos...

isa

hideki dijo...

La verdad, me desilusiono. Me emocione mucho mas con los BASTARDOS SIN GLORIA. Escuchar el sonido del bate de beisbol avanzando por el tunel como premonicion de algo monstruoso mientras el sargento aleman trata de permanecer inmutable..
¡¡Cristo, eso si es violencia¡¡

Carlos dijo...

A mí me gustó, aunque a veces se hizo un poco pesado. Pero cuando supe que sólo costó 10 millones de euros, me quedé asombrado.
Sin embargo, llevarse 6 oscars ha sido un despropósito. Fue justo llevarse el de mejor guión, pero las demás sobran, se las debió llevar todas Avatar, la película que está salvando el culo a Hollywood con un proyecto muy caro y arriesgado que no ha podido salir mejor, y con razón.
Para mí, Hurt Locker es una más y Avatar es la mejor que he visto en mi vida, la número 1 de ciencia ficción con diferencia.

Toño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Toño dijo...

Acabo de verla esta tarde. Es muy dura e impactante y quizá le sobre metraje (se me hizo muy larga)

No es el peliculón que yo esperaba, pero es buena. Quizá le falte "alma", pero bueno, las guerras precisamente no tienen mucha alma.

Es muy curioso, porque la crítica la pone por las nubes, fui a verla y bueno, sí, es un buen resultado, pero no tanto como para tirar cohetes. En cuanto a los Oscars, hace ya tiempo que no comparto los criterios de la Academia...

Saludos José Luis.