viernes, 20 de agosto de 2010

La batalla de Inglaterra (Película, 1969)


La batalla de Inglaterra

(Battle of Britain. GB, 1969)


-70 Aniversario-

-Autor: José Luis Urraca Casal-


Nunca tantos debieron tanto a tan pocos

[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo] Cuando los productores Harry Saltzman y Benjamín Fisz se propusieron a mediados de los años 60 recrear para el cine la Batalla de Inglaterra que había acontecido en los comienzos de la Segunda Guerra Mundial, lograron reunir una flota aérea de considerable envergadura y a un magnífico elenco de estrellas del cine británico (Laurence Olivier, Michael Caine, Trevor Howard, Christopher Plummer…) deseosos de brindarle homenaje a quienes protagonizaron aquel episodio de la historia de su país que ha venido a conocerse como “su mejor hora”. El resultado, gracias a una extraordinaria labor técnica de la época, brinda una excelente lección de historia cinematográfica, permitiendo disfrutar de algunas de las mejores escenas de aviación del séptimo arte y comprender aquella fase decisiva del conflicto bélico, en la que la maquinaria bélica del Tercer Reich vio detenido por primera vez su arrollador avance. Hoy, 70 años después, varios Hurricane y Spitfire, entre ellos uno que combatió en 1940, han sobrevolado Whitehall en recuerdo y a la misma hora en que Winston Churchill pronunció su discurso de reconocimiento a los pilotos británicos.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Fue un 20 de agosto de 1940 cuando en pleno desarrollo de lo que él mismo había denominado como la Batalla de Inglaterra, el primer ministro Winston Churchill pronunció ante el Parlamento una de las frases que han entrado con mayúsculas en la historia de su país, describiendo a la perfección lo que se estaba dirimiendo sobre sus cabezas, “En la historia de los conflictos humanos nunca tantos debieron tanto a tan pocos”. Reconocía así la infatigable lucha que los pilotos de la Real Fuerza Aérea (RAF) libraban día tras día con la Luftwaffe alemana en la antesala de la invasión de las islas británicas que pretendía el Tercer Reich tras la caída de Francia tan sólo unas semanas antes.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
El film “La batalla de Inglaterra” (Battle of Britain) es un claro homenaje a los hombres y mujeres que protagonizaron aquel decisivo momento de la historia británica, pero sobretodo a los pilotos de la RAF, a quienes está dedicado. Basado en la novela de Derek Dempster y Derek WoodThe narrow margin” (El estrecho margen) el guión, obra de James Kennaway y Wilfred Greatorex nos conduce a través de los dos bandos en contienda, deteniéndose tanto en las deliberaciones y decisiones del alto mando, como en las acciones desarrolladas por los pilotos de ambas flotas aéreas, centrándose fundamentalmente en el lado británico, donde se incluye la presencia de una mujer (Susannah York), por medio de la cual se introduce la vida familiar de uno de los pilotos, aunque este aspecto dramático no deja de ser una pequeña concesión dentro de la trama.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Una excelente recreación de la batalla y el contexto histórico
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Uno de los mayores alicientes de “La batalla de Inglaterra” es poder disfrutar de sus excelentes recreaciones, tanto de los combates aéreos (realizados sin técnicas digitales), donde se contó con el asesoramiento de protagonistas de la batalla como el as de la aviación alemana Adolf Galland, como ya en tierra de los aeródromos, las estaciones de radar, los centros de mando o los bombardeos, incluido el de Londres, donde se nos muestra las condiciones de la población y los efectos de las bombas.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
En aras de lograr una perfecta rigurosidad histórica, el principal desafío de los productores del film fue encontrar los genuinos aviones que habían tomado parte en la batalla, tarea nada fácil después de haber transcurrido casi tres décadas y no encontrarse ya operativos en las fuerzas aéreas. Pero la labor de búsqueda emprendida por el capitán Hamish Mahaddie logró reunir 27 Spitfire -de los cuales 12 se pudieron hacer volar- y 6 Hurricane. Y en cuanto a la flota aérea alemana, compuesta fundamentalmente por los cazas Messerschmitt Bf 109, y los bombarderos Heinkel, se tuvo la fortuna de que la Fuerza Aérea Española, todavía mantenía en servicio diferentes versiones de los mismos provistos de motores Rolls-Royce Merlin. España los puso a entera disposición de la película, de modo que los CASA 2111 se convirtieron en los Heinkel 111 H, y tras realizarse algunas modificaciones para un mayor parecido en el morro y en el armamento, los 27 Hispano Aviación HA-1112-M1L “Buchon” en los Me 109. De modo que el rodaje se desarrolló casi por entero en la península, en Sevilla y San Sebastián, incluyendo una playa de Huelva para la escena de Dunkerque. Incluso el tren que aparece en la película en el que se traslada el Mariscal Goering es de RENFE.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
El resto del rodaje se llevó a efecto en Duxford –de donde es la escena en que se vuela por los aires un hangar de 1940 que sobrevivió a la batalla-, Debden, North Weald y Hawkinge.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Un gran elenco de estrellas británicas
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]

Llama poderosamente la atención, la presencia de tantos y tan notables actores británicos en la película, algo por otro lado propio de los grandes títulos bélicos de los años 60 y 70, recordemos El día más largo (1962) o Un puente lejano (1977). En el caso de “La batalla de Inglaterra” muchos renunciaron a sus respectivos caches cinematográficos para participar en la misma, conscientes del homenaje que realizaban a quienes salvaron a la isla de la invasión de los nazis.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Destaca el actor Laurence Olivier en un papel tan destacado como el del Comandante en Jefe de la RAF, el Mariscal del Aire Hugh Dowding, caracterizado brillantemente con el mismo aplomo y severidad del personaje real, el cual visitó el rodaje de la película enfermo y en silla de ruedas, un año antes de fallecer. Continuando con los personajes reales que aparecen en el film por parte inglesa, Trevor Howard interpreta al jefe del Grupo de combate nº 11, que defendía el sur de la costa inglesa, el Vice Mariscal del Aire Keith Park; Michael Redgrave da vida al Vicemariscal Douglass Evill; Kenneth Moore al capitán Douglas Bader, y Patrick Wymark al Vice mariscal y comandante del grupo nº 12, Leigh Mallory.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Luego nos encontramos con Michael Caine, Christopher Plummer y Robert Shaw como líderes de escuadrón, y a Edward Fox e Ian McShane. También aparecen Harry Andrews y Ralph Richardson, este último como embajador británico en Suiza. Susannah York realiza el principal papel femenino, el de una oficial de sección que trabaja en los aeródromos.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]
Por parte alemana, Curns Jurgens da vida al Barón von Richter, Peter Hager al Mariscal de Campo Albert Kesselring, Hein Riess al Ministro del Aire del Tercer Reich, Hermann Göring y Rolf Stiefel a Adolf Hitler en uno de sus discursos.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Sólo unos pilotos entre Hitler y Gran Bretaña
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
La película nos pone en situación nada más comenzar, vemos una columna de refugiados en la carretera y un aeródromo de la RAF en Francia abandonado momentos antes de la llegada de la Luftwaffe. El avance arrollador de la Blitzkrieg, la guerra relámpago alemana, ha hundido el frente aliado. A continuación la playa de Dunkerque muestra el material de guerra abandonado por ingleses y franceses tras su milagrosa evacuación. La batalla de Inglaterra anuncia la BBC está a punto de comenzar. Y así era, tras la caída de Francia, que pidió el armisticio el 21 de junio, el siguiente objetivo de la expansión de Adolf Hitler era una indoblegable Gran Bretaña, quien dependía, como se muestra en la película, de su aviación para contener la invasión.
[Autor: José Luis Urraca Casal para www.unmundodecine.com]

La directiva de Hitler nº16 establecía la estrategia de la Operación “León Marino”, la cual debería llevarse a cabo a mediados del mes de agosto y que había de plantearse como un cruce fluvial previo aniquilamiento de la RAF, para lograr un completo dominio aéreo que eliminase el peligro que representaba la poderosa marina de guerra británica. La superioridad aérea era claramente manifiesta, los 591 cazas británicos desplegados tendrían que hacer frente a una flota aérea de 1.000 cazas y 1.200 bombarderos Heinkel y Dornier y 300 bombarderos en picado, la mayoría Stukas, que lanzarían sus ataques en repetidas oleadas diarias. Primero abatiéndose sobre las instalaciones costeras, para pasar a bombardear aeródromos, fábricas de aviones, centros de radar y de mando, así como las comunicaciones y más adelante, a partir del 24 de agosto, con el fortuito bombardeo de Londres otros objetivos, derivando a un castigo a la capital londinense.
[Autor del artículo: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia]
Los pilotos británicos, tal y como se ve en la película, estuvieron sometidos a un duro y extenuante trabajo, realizando continuas salidas con sus aviones para hacer frente a las sucesivas incursiones alemanas. De modo que, tal y como subraya el Mariscal Hugh Dowding (Laurence Olivier), el principal problema era la falta de los mismos para reponer las bajas. Fundamental resultó el radar para detectar las incursiones, y las comunicaciones entre los centros de operaciones y los pilotos a través de la radio para interceptarlas. Dispositivo organizado por Dowding durante sus años al frente de la RAF. Las promesas de Hermann Göring a Hitler no se cumplieron, y a pesar de las bajas diarias en ambos bandos, su Luftwaffe no lograba el necesario aniquilamiento de la RAF, por lo que la invasión se fue posponiendo hasta mediados de septiembre y posteriormente hasta la primavera de 1941, la cual no llegaría nunca, aunque sí prosiguieron los bombardeos de Londres y otras ciudades británicas como Coventry.

Autor: José Luis Urraca Casal. Licenciado en Historia por la Universidad de Cantabria. Para
www.unmundodecine.com

-Continuará mañana-

Otros títulos recomendados en Un Mundo de Cine:

· Into the storm (2009)
·
Dunkerque (2004)
· Sigue ahora Un Mundo de Cine a través de
Facebook, twitter o por mail

A continuación puede verse el tráiler de La Batalla de Inglaterra:

Lo que más agradecemos son tus comentarios

*Los redactores de Un Mundo de Cine informan de que esta página está bajo licencia de Creative Commons. La cita de partes de este artículo debe hacer constar: 1º) Autor: José Luis Urraca Casal, 2º) Fuente: www.unmundodecine.com, y 3º) incluir un enlace al artículo original. La reproducción total está PROHIBIDA y requiere autorización.

8 comentarios:

Antonio Fernández Munárriz. dijo...

Añado una sola cosa,los aviones alemanes formaban parte del ejercito español.Algunos de ellos tenian su origen en la Legión Condor y la mayoría eran modelos alemanes fabricados en España por C.A.S.A.

Antonio Fernández Munárriz dijo...

Perdón,pero se cortó el comentario.
Esto que acabo de decir ,ya lo cuentas.Lo que tengo que añadir es la relación de modelos de aviones alemanes que se ven en la película,pues no son los que más se utilizaron en "La batalla de Inglaterra",la real.Se conformaron con los modelos de aviones alemanes de que disponía el ejercito español.
Esto no quita valor e interés a las magníficas escenas aereas de la película.

Anónimo dijo...

I’ve recently started a blog, the information you provide on this site has helped me tremendously. Thank you for all of your time & work.

fodeoman dijo...

Gratitude is the sign of noble souls.

online pharmacy

busagulu dijo...

Very enlightening and beneficial to someone whose been out of the circuit for a long time.

Aromatherapy Treatments

qofaoken dijo...

Did you heard what Rob Matts said about that?

clomid

putuuxor dijo...

Very intereresting reading. thx

cialis

martizo dijo...

Solamente una pequeña aclaración sobre las excelentes explicaciones del rodaje de la película "La Batalla de Inglaterra". Las escenas de Dunquerke, donde el mariscal Goering dirige la ofensiva de la aviación, se redaron en la población guipuzcoana de Fuenterrabía: La playa, el puerto de pescadores, carreteras aledañas y zonas del monte Jaizkibel. Los soldados alemanes que aparecen como guarnición fueron soldados reales de remplazo pertenecientes al acuartelamiento existente en aquellos años en Ventas de Irun.