lunes, 9 de agosto de 2010

Tiburón (Película. Steven Spielberg, 1975)

Tiburón

(Jaws. Steven Spielberg, USA, 1975)


-Autor: José Felipe Díez Rioz*-


Sol, playa y …. Bruce

En Europa estamos en verano, el sol brilla en todo lo alto, hace calor y la gente se acerca a las playas para disfrutar de un agradable baño, pero en el verano de 1975 muchas personas se lo pensaron dos veces antes de poner el pie en el agua, eran los espectadores de “Tiburón”, la película de Steven Spielberg estrenada ese año sobre un enorme tiburón asesino que siembra el pánico en una tranquila y turística localidad de la costa estadounidense. Una magnífica película de suspense, terror y aventuras cuyo 35 cumpleaños celebramos en Un mundo de cine.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Tiburón” fue un éxito de taquilla en los cines de todo el mundo desde su estreno, recaudó más de 100 millones de dólares de la época, posteriormente han sido múltiples las veces que la película se ha repuesto e infinidad las que se ha emitido por televisión, casi todos los veranos se programa en alguna cadena. ¿Por qué no nos cansamos de verla? ¿Por qué la seguimos prefiriendo a sus imitaciones mucho más modernas y con la tecnología digital tan espectacular? ¿Por qué algunos la consideran la mejor película de Steven Spielberg, un director que cuenta con una lista muy amplia de grandes éxitos?. En Un mundo de cine apuntamos algunas de las razones que convierten esta película en un clásico.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
El joven Steven Spielberg
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Muchas veces solemos criticar la forma de actuar de los directivos de los grandes estudios de cine por su desmedido afán comercial y sus escasos proyectos que impliquen un riesgo, pero en este caso es destacable la sagacidad de los responsables de la Universal que compraron los derechos de la novela “Tiburón” escrita por Peter Benchley antes de su publicación, confiando posteriormente en un joven y semidesconocido director, Steven Spielberg, para llevarla a la pantalla. El éxito de la película confirmó lo acertado de estas decisiones.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Steven Spielberg (Cincinnati, Ohio, 1946) es uno de los directores más famosos de la historia del cine desde los años 70 hasta la actualidad. Con un tipo de cine que podemos calificar de comercial y destinado al gran público, pero con una calidad artística que aflora en muchas de sus películas. Poseedor de una amplia filmografía como director y productor, ha cultivado diversos géneros como la ciencia ficción (“Encuentros en la tercera fase”, “E.T.”, “Inteligencia artificial”), el cine bélico (“1941”. “El imperio del sol”, “Salvad al soldado Ryan”) o la aventura (las sagas de Indiana Jones y de Parque Jurásico) utilizando con gran habilidad tanto los recursos tecnológicos como el manejo de los sentimientos de los espectadores, poniendo el énfasis en la defensa de la familia y el valor de la infancia. Ya en “Tiburón” podemos ver estos aspectos: Spielberg elimina la infidelidad, que aparece en la novela, de la esposa del jefe Brody con Hooper, el científico, o la escena en que Brody angustiado por la situación le dice a su hijo que le dé un beso y cuando éste le responde que por qué, Brody dice “Porque lo necesito”.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Tiburón” es la primera gran película de Steven Spielberg, aunque ya antes había rodado un excelente film “Duel” (El diablo sobre ruedas) del que “Tiburón” es deudor, aquí aparecen ya sus mejores características: el ritmo en el desarrollo de la historia, un guión con buenos personajes, buena técnica de montaje, acertados movimientos de cámara y un uso adecuado de los efectos especiales, sin abusar de ellos.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
En fin, un excelente director al que hemos de agradecer todos los buenos momentos que nos ha hecho pasar y también lo que nos ha emocionado, personalmente a quien esto escribe, con la que para mi gusto es su mejor película, esa tremenda foto del holocausto que es “La lista de Schindler”.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
El gran combate
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Tiburón” está dividida en dos partes claramente diferenciadas. En la primera se pone en situación a los espectadores describiendo el pueblo y sus habitantes, la tranquilidad de la localidad se verá alterada por la presencia del tiburón; la primera parte es la antesala que nos conduce a la segunda, que es lo mejor de la película, el gran combate que los tres protagonistas librarán contra el tiburón.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Tras un comienzo inquietante con unos extraños sonidos sobre el cartel de la Universal, la cámara avanza por el fondo del mar apareciendo entonces una de las señas de identidad de la película: la amenazante música de John Williams, una melodía en dos tonos que nos anuncia la presencia del tiburón. Después del primer ataque del tiburón, la película nos muestra el pueblo costero de Amity, una tranquila localidad turística situada en una isla que se dispone a disfrutar del verano, pero la presencia del tiburón amenazara la paz de la localidad. Conocemos al jefe de policía Brody, un hombre honesto llegado de la ciudad, que cierra las playas ante la amenaza del tiburón, pero el alcalde y los comerciantes del pueblo le presionan para reabrirlas ante la amenaza de ver sus ingresos reducidos, la ambición humana que no se detiene ante nada. Reabiertas las playas asistimos a algunas de las mejores escenas de la película donde vemos al jefe Brody en la playa mirando angustiado el mar mientras la gente disfruta del baño y el sol.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Los nuevos ataques del tiburón obligan al cierre definitivo de las playas y a la contratación de un veterano cazador de tiburones Quint, quien junto con un científico del Instituto Oceanográfico, Hooper, y el propio Brody, embarcarán para dar caza al tiburón. El recuerdo de la novela y película Moby Dick está presente en todo el film.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Los cuatro protagonistas
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Uno de los pilares básicos de la película es el perfecto retrato de la personalidad de los tres protagonistas (el cuarto protagonista es el tiburón al que nos referiremos más adelante). Tras la magistral secuencia de la salida del barco del puerto, enmarcado en las fauces del esqueleto de un tiburón, conocemos mejor a los tres protagonistas: el jefe Brody es un tranquilo hombre de familia amante de su mujer e hijos que intentará vencer sus propios miedos; Quint, el veterano pescador, un auténtico lobo de mar, y el científico Hooper. Quint y Hooper son los personajes opuestos, mientras el primero representa el pasado defendiendo todo lo antiguo como lo mejor, el científico representa la nueva sociedad, tan interesado en el estudio del tiburón como en su eliminación. La relación entre los tres, sus conversaciones, el sentido del humor de Quint y su forma de actuar constituyen un importante ingrediente de la película, asistimos a la competencia entre Quint y Hooper sobre quién tiene las cicatrices más importantes o a la impactante descripción de Quint sobre el naufragio del buque de la armada americana Indianápolis donde vio por primera vez a los tiburones “con sus pequeños ojos negros sin vida”. Al final se establece una relación de amistad entre ellos que conecta con el nombre del pueblo Amity.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Quint hace referencia a un suceso real: el hundimiento del buque insignia de la 5ª Flota Naval de Estados Unidos, el USS Indianápolis, el buque que en julio de 1945 transportó el Uranio-235 hasta la base norteamericana en las islas Tinian, este material sirvió para fabricar las bombas atómicas que se descargaron el 6 y 9 de agosto de ese año sobre Hiroshima y Nagasaki. En el viaje de regreso, el Indianápolis fue torpedeado por un submarino japonés hundiéndolo, de los 1.100 hombres que formaban su tripulación, 300 murieron y 800 permanecieron flotando en aguas infestadas de tiburones. Inexplicablemente, la marina norteamericana no se percató de la ausencia del Indianápolis por lo que pasaron varios días hasta que un avión, de manera casual, descubrió a los náufragos, únicamente 300 personas pudieron ser rescatadas, el resto murió, la mayor parte de ellos pasto de los tiburones, constituyendo éste uno de los mayores desastres de la historia naval de la armada norteamericana.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Los tres personajes están perfectamente encarnados por los actores Roy Scheider como Brody, Richard Dreyfuss personifica a Hooper y un espléndido Robert Shaw da vida a Quint.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Bruce
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Spielberg hizo gala de su sentido del humor al llamar al tiburón Bruce, que era el nombre de su abogado Bruce Ramer. Es la estrella de la película, sus apariciones en el último tercio de la película son espectaculares, casi tanto como el espléndido final. Spielberg utiliza la técnica de no mostrarlo hasta la última parte de la película logrando el suspense con el movimiento de la cámara y la música, una técnica que también utilizaría Ridley Scott en “Alien” cuatro años después.
[Este artículo está protegido por derechos de autor. Ver detalles al final del mismo]
Sorprende el magnífico trabajo en la creación del tiburón (tres estructuras metálicas complejas) y sus movimientos puramente mecánicos, a la altura de lo que hoy día se consigue con los efectos digitales. Vean la tremenda escena en que devora a Quint, donde Spielberg nos muestra su faceta más brutal que también aparecerá en alguna de sus posteriores películas, pensemos por ejemplo en el principio de “Salvar al soldado Ryan”.
[Autor: José Felipe Díez Rioz para www.unmundodecine.com]
Tiburón” nos habla de uno de los miedos básico del ser humano: el miedo a lo desconocido así como el eterno enfrentamiento entre el hombre y la naturaleza, utilizando para ello a un animal, el gran tiburón blanco, que como constatan los científicos no es un animal más peligroso que los tigres o los osos, no son monstruos sino habitantes de los mares; los señores solitarios de los mares tal como los definen Jacques-Yves Cousteau y Jean-Michel Cousteau en su estupendo documental “El gran tiburón blanco” (1984). Estos animales que no deben suscitar temor, más al contrario, tal como señala un cartel situado en la zona de los tiburones del Zoo-Aquarium de Madrid, “El verdadero miedo es que desaparezcan”.

Autor: José Felipe Díez Rioz. Para www.unmundodecine.com

Otros enlaces recomendados en Un Mundo de Cine:

· Locuras de verano (David Lean, 1955)
· Los reyes de la playa (Peter Israelson, 1990)
· Sigue ahora Un Mundo de Cine a través de Facebook, twitter o por mail

A continuación puede verse el tráiler de Tiburón (1975):

Lo que más apreciamos son tus opiniones

7 comentarios:

Antonio Fernández Munárriz dijo...

35 años ya...

Felipe dijo...

Antonio, han pasado 35 años y la película se mantiene muy bien, sigue siendo muy entretenida y con un trabajo de efectos especiales estupendo para la época. Un saludo,

MAR dijo...

¡Qué recuerdos!Primero el libro,leyendo en la playa,mejor ambientación imposible.La película la habré visto cinco o seis veces,una de mis favoritas.Spielberg,simplemente es un genio y hace 35 años ademásun adelantado a su tiempo.Nadie que haya visto la peli,puede bañarse en la playa sin oir la música de la película.

Felipe dijo...

Mar, ví de nuevo Tiburón para escribir el comentario y sigue siendo muy entretenida, con unos personajes muy bien construídos y los efectos para la época espectaculares. Un saludo,

Anónimo dijo...

hecharon tiburón estos días atrás en cuatro y cuando me dispuse a verla porque es una de mis peliculas preferidas me doy cuenta que le han cambiado el doblaje
juro que se dieron con la pelicula
menos mal que podemos ver la versión original con su doblaje.
un saludo

hideki dijo...

El libro queda superado mil veces por la pelicula. No me canso de verla. La actuacion de Shaw es un clasico

mayorista de relojes dijo...

que buena pelicula, spielberg sin duda un pionero, no soporto esa pelicula que salio a mediados del 2000, impacto en lo profundo, una copia mala de Tiburon pero 25 años despues
un saludo